sábado, 10 de mayo de 2008

Les escribo porque siento la necesidad de volcar cosas que sentí durante un par de horas de ayer y gran parte de esta madrugada. A decir verdad y con una mano en el corazón, fuí para la casa de Claudia con algún mínimo temor sobre la "homogeneidad del grupo". Obviamente surge el "porque ?".

Les cuento.
No fueron 28 años al pedo, absolutamente todos y en particular cada uno ha tenido muchísimas vivencias, gran parte de las cuales han sido profundas y forjadoras de futuras decisiones o procederes. De movidita nomás, me encontré con Silvia en la calle (mi primer gran placer), el segundo fue ver a Claudia y una de las nenas y así sucesivamente, a medida que uno a uno transponía la puerta del dpto.

Cualquier sombra de duda, se me fue disipando con cada abrazo, cada beso. Este grupo fabuloso estaba una vez más, exterminando cualquier fantasma, cualquier nube de tormenta, imaginarios o no, no importa en lo más absoluto. Los años nos marcaron, pero solamente sobre el envase, la esencia sigue estando intacta y tan transparente como entonces. Me surgió la pregunta...porqué?

La respuesta llegó tan rápido que el planteo se desmoronó inmediatamente. Alguien por ahí escribió que por algún motivo nos habíamos conocido y yo digo que las cosas pasan por algo y ese algo es la madera con la fuimos hechos, esa cosa invisible pero tan clara que se siente en la piel. Y esa fue mi respuesta. De otra forma me es imposible explicar lo que flotó en el aire, se dieron cuenta que no había un solo viso de especulación, de reticencia, distancia o como carajo* (que es el punto más alto del mástil que sostiene las velas de un barco) se lo quiera llamar?

Me sentí y los sentí como una unidad, parecía que el tiempo se hubiese detenido allá lejos y ayer comenzara su carrera otra vez. Hubo muestras más que sobradas de ello.
Que lo parió, no se podía esperar otra cosa carajo!!!
Todo este palabreo sentimentaloide se hubiera resumido en un "GRACIAS", pero uno adolece de falta de poder de síntesis.
Lamento profundamente que por el motivo que fuera, algunos se perdieron un excelente comienzo, pero...espero se permitan volver.

Ci vediamo.
Nacha.

*la acepción de "carajo" me la dió la Sra. Aguirre, no crean que tengo tanta cultura, che !!!

1 comentario:

Analía dijo...

Nacha,encontré a mi viejo compañero.Sos un Máster.Te quiero.AMALIA.